Páginas vistas en total

miércoles, 10 de septiembre de 2014

PLÁSTICO BIODEGRADABLE HECHO DE CÁSCARAS DE NARANJA.


Científicos británicos son los pioneros en una nueva forma de reciclaje que transforma la piel de la naranja en plástico biodegradable.
cascaras naranja Plástico biodegradable hecho de cáscaras de naranja
El plástico es una de los peores residuos que existen porque tarda muchísimo tiempo en degradarse, acumulándose en los vertederos y contaminando nuestros ríos, mares y océanos, produciendo una catástrofe ambiental planetaria, formando verdaderas islas de basura. Una alternativa al plástico convencional puede ser la sustitución del plástico proveniente del petróleo por bioplásticos realizador con productos naturales, como la técnica de hacer bioplástico con la piel de la naranja, desarrollada por James Clark, profesor de biología en la Universidad de York.
Esta nueva tecnología se basa en el uso de microondas de gran potencia que transforman el material de origen vegetal, rompiendo las moléculas de celulosa produciendo gases, que licuados pueden utilizar las propiedades de algunas moléculas vegetales esenciales para fabricar plástico. El proceso tienen una efectividad del 90 por ciento, y se puede utilizar en una gran variedad de residuos vegetales más allá de cáscaras de naranja.

¿Por qué cáscaras de naranja?

Según James Clark, se fijaron en la piel de la naranja debido a que hay más 8 millones de toneladas de residuos de cáscaras de naranja en Brasil producidos por la industria alimentaria del zumo de frutas. Por cada naranja que se exprime para hacer zumo, aproximadamente la mitad de ella se desperdicia.
Los investigadores se fijaron en un isómero que se encuentra en gran medida en los cítricos llamado d-limoneno, que es un ingrediente muy utilizado en productos de limpieza y cosméticos que se puede utilizar para producir plásticos biodegradable.
La novedad de esta nueva técnica es que nunca se trabaja por encima de los 200 grados centígrados, y de esta manera no degrada las moléculas esenciales como la d-limonero y otras sustancias químicas similares, según comentan los investigadores puede servir incluso para tratar la celulosa.
Los beneficios para el medio ambiente de esta tecnología se resumen en la producción de plástico biodegradable, como sustitución del contaminante plástico tradicional, pero la investigación va más allá. También recicla residuos vegetales que normalmente se desechan, reduciendo en gran número los residuos orgánicos. Los agricultores, las fábricas de zumos y centrales eléctricas de biomasa serán algunos de los beneficiarios de este logro tecnológico. Tanto es así que los investigadores han visto una oportunidad de negocio y han creado una asociación con la industria de zumos en Brasil para su explotación.
FUENTE: CONCIENCIA  ECO ,   JULIO  

No hay comentarios:

Publicar un comentario