Páginas vistas en total

miércoles, 6 de mayo de 2015

EL CAMBIO CLIMÁTICO ESTÁ ARRASANDO CON BOSQUES QUE SON DETERMINANTES PARA LA VIDA HUMANA.


Una de cada seis personas en el mundo depende directamente de los bosques para su alimentación y subsistencia económica.



eyerly4_3


Los bosques de todo el mundo poseen un gran potencial para mejorar la nutrición y contribuir a la alimentación de grandes poblaciones, es por esto que es necesario colaborar en su preservación y tomar medidas frente al cambio climático, según detalla un amplio estudio que será presentado hoy durante un foro de Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos.

En el informe, en el que colaboraron más de 60 cuantificados de diferentes lugares del planeta convocados por la Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal, se destaca la diversidad de vitaminas, proteínas y otros nutrientes asociados a frutos e insectos que provienen directamente de algunos bosques, que contribuyen a la alimentación de los seres humanos y de otros animales que forman parte esencial de la cadena alimenticia.

La investigación estimó que una de cada seis personas en el mundo depende directamente de los bosques para su alimentación y subsistencia económica.
“El informe revela ejemplos impresionantes sobre cómo los bosques y los árboles pueden complementar la producción agrícola y contribuir al ingreso de la gente local, especialmente en las regiones más vulnerables del planeta”, asegura Bhaskar Vira, de la Universidad de Cambridge y uno de los editores del estudio.

Por ejemplo, la investigación detalla que el contenido de hierro de las semillas secas de algarroba —el fruto del algarrobo, muy presente en zonas mediterráneas y en África— y de las castañas de cajú es comparable, e incluso más alto que el de la carne de pollo.

Algo similar también ocurre con ciertos insectos que viven en bosques en el sudeste asiático y que forman parte de la dieta local, pues son fuentes de abundantes proteínas, vitaminas y minerales.
“Hay regiones del planeta en que los bosques son absolutamente fundamentales para la alimentación de la población, como ocurre con los bosques de araucaria en el sur de Chile”, afirma Pablo Donoso, profesor titular del Instituto de Bosques y Sociedad, de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la U. Austral, según consigna El Mercurio.
También cita como ejemplos la colecta de avellanas o la miel de ulmo, que no solo se destina a consumo personal, sino que son fuente de ingreso familiar.

Cambio climático
sequoia-national-park-07
La provisión de la leña  para madera y carbón también está aumentando la deforestación de los bosques. “En países en desarrollo, más de dos mil millones de hogares usan estos biocombustibles renovables para cocina y calefacción”, señala el informe.

Lo que mantiene a la gente con hambre a veces no es la falta de alimento, sino la falta de acceso y control sobre su producción”, dice Vira, es por eso que es vital facilitar el acceso a los bosques.
Por otra parte, Pablo Donoso, sostiene que los bosques contribuyen a “mantener funciones ecológicas relacionadas con los ciclos del agua, de nutrientes, microclimas y captura de carbono, así como a albergar una biodiversidad de especies, aves y faunas, que favorecen la polinización”.

De hecho, los bosques ayudan a mitigar los efectos del cambio climático, debido al control de los gases de efecto invernadero. Donoso asegura que “muchos bosques van a tener que adaptarse al cambio climático. La tarea está en mantener la mayor cantidad de superficie de suelos forestales cubiertos con bosques, ojalá con especies mixtas que los hacen altamente resilientes”.

FUENTE: El Dínamo, 6 / mayo / 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario