Páginas vistas en total

jueves, 20 de julio de 2017

KIRIBATI: "UNA NACIÓN QUE SUCUMBE AL CAMBIO CLIMÁTICO"


Las islas que desaparecerán

La marea sigue subiendo en la República de Kiribati, una serie de atolones de coral en medio del Océano Pacífico, situación que la coloca en el tercer puesto del Top ten de las islas que pueden desaparecer debido al Cambio Climático.

Las naciones insulares del Pacífico son algunos de los puntos más vulnerables de la Tierra al Cambio Climático. Según el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), las islas pequeñas emiten menos del 1% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, pero sufren de forma desproporcionada el aumento de las mareas, la sequía y las tormentas extremas.

 

Los efectos del Cambio Climático se están haciéndose sentir con fuerza en estas islas, que se elevan unos pocos metros sobre el nivel del mar y a medida que los atolones se contraen, la población de Kiribati crece.
Hoy en día, los pequeños Estados insulares suelen asignar sus escasos recursos a tomar medidas de adaptación. Ejemplo de ello, son los sacos de arena que se alinean las orillas de Kiribati y las protecciones extra que se han construido para preserva la única carretera del país.

 

La nación también se enfrenta a sequías más frecuentes que destruyen los medios de subsistencia de los agricultores. A medida que el nivel del mar aumenta, los ciudadanos se preocupan por la contaminación de agua salada de sus fuentes de agua dulce: un acuífero que se alimenta de las precipitaciones.

 

¿La primera nación de refugiados climáticos?

Ya en 2014, Anote Tong, presidente de Kiribati, adquirió 20 kilómetros cuadrados en una isla de Fiji, llamada Vanua Levu, convirtiéndola en la primera compra internacional de tierras para refugiados climáticos.
El problema es que las identidades de los isleños del Pacífico están muy ligadas a sus tierras ancestrales, por lo que la migración puede significar una pérdida nacional y cultural, especialmente cuando la mayoría de las tradiciones se conservan oralmente. Para Kiribati, la adaptación al Cambio Climático podría significar la reubicación total.

 

Kiribati se compone de 33 atolones, formados por un volcán que se hundió en el mar y formó un anillo de coral. Tarawa Sur es la isla más poblada y hogar de alrededor de la mitad de la población, con más gente por kilómetro cuadrado que la ciudad japonesa de Tokio.

El ex presidente Anote Tong aboga por "migrar con dignidad". Esta política fue diseñada para dar a los ciudadanos las herramientas que les permitan reubicarse legalmente, encontrando trabajo en otras naciones como Australia y Nueva Zelanda. Tong prefiere esta transición lenta y metódica, a la alternativa de trasladar a miles de ciudadanos a la vez en respuesta a una catastrófica inundación o una persistente sequía.
 

¿Apátridas y sin derechos?

Las víctimas del Cambio Climático pasan a tener la categoría de apátridas con derechos legales dudosos y potencialmente percibidos como cargas, para cualquier país anfitrión. Coloquialmente, el término "refugiado climático" se utiliza para describir a cualquier persona que abandone su hogar debido a los efectos del Cambio Climático: sequía, inundación o condiciones climáticas extremas.

Transnacionalmente, el término no tiene influencia legal. Eso significa que, los refugiados climáticos podrían no tener derechos humanos cuando emigran a una nueva nación. Para ser un refugiado, según los estándares legales actuales, una persona debe hacer frente a la persecución política, el tema climático no se contempla aun en la legislación global.

 

FUENTE: Ecoticias , 19 / julio / 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario