Páginas vistas en total

lunes, 3 de julio de 2017

UNA APLICACIÓN PARA LUCHAR CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO





La Agencia Internacional de la Energía detalla en su último informe que las emisiones de dióxido de carbono (CO2), principales responsables del cambio climático, alcanzarán su máximo nivel a mediados de siglo. En 2060 serán un 16 por ciento superiores a las registradas actualmente. Esto se traduce en un incremento de 2,7 grados de la temperatura desde este momento hasta dentro de ocho décadas. También apuntan en su estudio que limitar el calentamiento global por debajo de esa temperatura en el horizonte de 2100, conforme al Acuerdo de París, es técnicamente factible; pero sin nuevos compromisos y sin una acción política firme, los pronósticos son poco esperanzadores. Se trata de hacer un trabajo que algunos dirigentes políticos ya han adelantado que no van a asumir. Entre ellos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Ante ese panorama, están surgiendo iniciativas que se llevan a cabo desde diferentes ámbitos como las nuevas tecnologías. También desde distintos puntos del planeta. Uno de ellos es Extremadura. El ejemplo lo da una joven de la localidad pacense de Los Santos de Maimona que ha puesto en funcionamiento una aplicación móvil que mide la huella de carbono de productos, organizaciones y eventos.

Se llama Estrella Sánchez, es licenciada en Ciencias del Mar y Ambientales y su objetivo es contribuir al cuidado del medio ambiente de manera sostenible implicando a grandes industrias.
El sistema lo ha desarrollado el almendralejense Emilio Ortiz y funciona a través de códigos QR
Para ello está dando a conocer un aplicación móvil denominada 'CO2 Fight'. Es cien por cien extremeña y ha sido creada en los estudios de Kinética Mobile, la empresa del almendralejense Emilio Ortiz, un joven de 34 años especializado en desarrollo de software y diseño de aplicaciones para dispositivos.

A través de la cámara del móvil y con 'CO2 Fight' descargada se fotografía un código QR que contiene un determinado producto. En él está guardada la información de huella de carbono. Seguidamente la 'app' muestra los kilogramos de CO2 de ese elemento en la pantalla del teléfono inteligente. «Con esta herramienta tomas conciencia. Puedes saber si una botella de agua tiene más kilogramos de huella carbono que otra. Así puedes optar por la que consideres más sostenible y ser menos contaminante en tu día a día», explica Ortiz, quien detalla que la aplicación también muestra información del tipo de reciclado que se puede realizar, así como de la entidad que ha certificado el estudio previamente hecho.

Hay cinco entidades de Extremadura y La Rioja que se han interesado por este dispositivo

Y es que para que ese código QR contenga la información sobre la huella de carbono es necesario un trabajo previo del que se encarga Estrella Sánchez a través de Greenfight Consultora Ambiental, la empresa que puso en funcionamiento en el año 2015 tras participar en el programa promovido por la Junta de Extremadura y denominado Agrotech Startup.

Cálculo de CO2

El proceso consiste en realizar los cálculos de huella de carbono, hídrica y ambiental, así como cualquier evaluación de impacto medioambiental en diferentes empresas. La mayoría de ellas centradas en la fabricación de productos. Pueden calcular las emisiones de CO2 a lo largo de todo el ciclo de vida de cualquier elemento. Desde la materia prima hasta la energía que se gasta en el proceso de fabricación, pasando por el transporte y así hasta su llegada al punto de venta.

Luego es necesario que ese trabajo sea comprobado por una certificadora de huella de carbono, es decir, que una entidad ratifique que se ha calculado bien la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos. Ese impacto ambiental se mide llevando a cabo un inventario de emisiones de GEI o un análisis de ciclo de vida según la tipología de huella. Todo siguiendo normativas internacionales reconocidas como ISO 14064, PAS 2050 o GHG Protocol, entre otras.

Tras ese trabajo, guardan la información obtenida en una plataforma web que más tarde convierten en un código QR y es éste el que pasa a formar parte del etiquetado del producto en cuestión.
«El tiempo que se tarda en analizar la huella de carbono de los productos de una empresa depende mucho de la facilidad que te garanticen a la hora de obtener la información. Son muchos los datos que se usan para este tipo de estudios. Normalmente tardamos dos meses», comenta Sánchez, quien además está colaborando con la Estrategia 2030 de la Junta de Extremadura para la promoción de la certificación forestal sostenible y la custodia del territorio.

Por el momento, la entidad que gestiona Estrella desde Los Santos de Maimona sólo ha hecho estudios de huella de carbono en productos. Entre ellos, calzados en la Rioja y otros relacionados con el tomate, el aceite y el vino en Extremadura.

«El mercado es amplio en la región extremeña si tenemos en cuenta que hay muchas empresas que trabajan con el medio ambiente y el sector agroalimentario», apunta Estrella, aunque es consciente de que «la huella de carbono es todavía un indicador que está empezando». Detalla que tuvo un 'boom' a partir del año 2014 y que con la crisis económica cayó en el olvido ante la escasez de recursos financieros. «Ahora parece que vuelve a aumentar el interés por este indicador porque los clientes cada vez son más exigentes. Quieren productos sostenibles y comprometidos con el cuidado del medio ambiente».



Según explica, «el coste de analizar la huella de carbono de una empresa es muy relativo». Depende del proceso, pero puede variar entre los 2.000 y 3.000 euros. «Es una inversión pequeña si se tiene en cuenta el elemento diferenciador que proporciona. Tenerlo significa estar comprometido con el medio ambiente y aportar algo más que tus competidores en un mundo globalizado».

Además, 'CO2 Fight' cuenta con un sistema de gamificación para que los usuarios consigan premios. Se trata de una técnica que busca fidelizar a un usuario en una tarea determinada. «Cada vez que se utiliza la aplicación, se obtienen puntos que incluso se pueden canjear por premios», especifica Ortiz.

La 'app' está disponible tanto en Android como en iOS y ofrece la posibilidad de encontrar, a través de geolocalización, a las diferentes empresas que ya forman parte de esta iniciativa, es decir, a aquellas que se han sometido a un análisis exhaustivo de emisiones de CO2 de sus productos.

También facilita información sobre el concepto de la huella de carbono y una calculadora personal que permite obtener una puntuación en torno a los gases contaminantes que emitimos según nuestros hábitos de vida. Ese cálculo llega al usuario tras realizar un test con múltiples preguntas y respuestas.

FUENTE:  Hoy  Digital , 3 / julio / 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario