Páginas vistas en total

miércoles, 24 de abril de 2013

LA SIEMBRA DIRECTA AYUDA A MITIGAR EL CAMBIO CLIMÁTICO.



Se suele hablar mucho del “Cambio Climático”, pero en realidad se tiene poco conocimiento del fenómeno que lo ocasiona y cuáles serían sus consecuencias. El clima de La Tierra, se encuentra estabilizado por una capa de gases que la cubren y hacen posible la vida en nuestro planeta, entre esos gases se encuentra el CO2, anhídrido carbónico.

El CO2 se genera por la respiración, inhalamos oxígeno y emitimos CO2 al respirar. Las plantas capturan CO2 y emiten oxígeno. Todo esto forma parte de un complejo proceso de la vida en la tierra, que confiere condiciones habitables en nuestro planeta.

“El efecto invernadero natural que estabiliza el clima de la Tierra no es cuestión que se incluya en el debate sobre el calentamiento global. Sin este efecto invernadero natural las temperaturas caerían aproximadamente en unos 30 °C; con tal cambio, los océanos podrían congelarse y la vida, tal como la conocemos, sería imposible. Para que este efecto se produzca, son necesarios estos gases de efecto invernadero, pero en proporciones adecuadas. Lo que preocupa a los climatólogos es que una elevación de esa proporción producirá un aumento de la temperatura debido al calor atrapado en la baja atmósfera.

Lo que ocurre es que a partir de 1880 la temperatura media de la Tierra, se ha venido incrementando principalmente por aumento del CO2 en la atmósfera, ocasionando lo que conocemos como Cambio Climático.
El aumento de CO2 se genera en parte por efecto de la combustión que producen los motores de los automóviles. También al “arar la tierra” se produce una oxidación de la materia orgánica del suelo, que libera CO2. Razón por la cual se considera a la agricultura una actividad que genera “efecto invernadero”, es decir aumento de la temperatura media de la Tierra.
Sin embargo al dejar de hacer labranzas, en la actividad agrícola por el empleo de la siembra directa, ya no se emite carbono, sino se lo captura por el efecto de la fotosíntesis incrementando el carbono del suelo, contenido en su materia orgánica.

Por este motivo la agricultura en siembra directa, secuestra carbono de la atmósfera y por lo tanto tiene un efecto mitigador del efecto invernadero, que producen otras actividades como es el uso automotor y otras actividades.
Es importante señalar, que como la “siembra directa” es una actividad relativamente reciente, se encuentra en los textos y artículos, que la actividad agrícola es generadora de “efecto invernadero”, pero esta conclusión no es aplicable cuando la agricultura se realiza en siembra directa, como es mayormente la agricultura en Argentina.

La siembra directa, al prescindir de las labranzas, hace que el carbono atmosférico que toman las plantas de la atmósfera, mediante el proceso que se conoce como fotosíntesis, fija CO2 atmosférico que pasa en forma parte de la materia orgánica del suelo, por lo cual podemos decir que:
“La agricultura en siembra directa tiene un efecto neto mitigador del cambio climático”.

FUENTE; ON24 AGRO, 24/ 04/ 2013 



3 comentarios:

  1. Creo necesario efectuar mejores evaluaciones para realizar tal determinación, la siembra diracta conlleva la utilización de grandes cantidades de glifosato, compuesto crítico para este territorio si vemos a la actividad contaminante dentro del sistema que opera.

    ResponderEliminar
  2. vaya mierda de blog prefiero a vegettita

    ResponderEliminar