Páginas vistas en total

martes, 30 de abril de 2013

LA "AGENCIA EUROPEA DE MEDIO AMBIENTE" URGE A LOS PAÍSES A ACTUAR PARA ADAPTARSE A LOS RIESGOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO.

La AEMA urge a los países a actuar para adaptarse a los riesgos del cambio climático

 Bruselas, 29 abr (EFE).- La construcción de una planta de desalinización en Barcelona o la introducción de nuevos tipos de uva en la industria vinícola española son dos ejemplos de las buenas prácticas que la Agencia Europea de Medioambiente (AEMA) pidió hoy que adopten los países frente a los "riesgos" del cambio climático.


La AEMA advierte de que el cambio climático afecta, de una manera u otra, a la economía, las regiones y los ciudadanos de toda Europa y que el grado de preparación de los países a los cambios previstos depende no solo de sus puntos débiles, sino también de las políticas que apliquen.
En el informe "Adaptación en Europa", presentado hoy en Bruselas, la AEMA expone varios casos de adaptación que ya se han aplicado con éxito en Europa, algunos de ellos en España.

Entre ellos está la construcción de una planta desalinizadora en Barcelona, tras una intensa sequía que obligó a la ciudad a importar agua potable por barco.
La desalinización en sí misma no supuso una novedad, pero sí lo hizo el hecho de que la planta -completamente operativa desde julio de 2009 y que potabiliza 200.000 metros cúbicos al día, proveyendo el 20 % del consumo de la ciudad- buscó técnicas para reducir los efectos negativos de la desalinización sobre el medioambiente.

Otro de los ejemplos en España se refiere a las modificaciones en el tipo de uva usada para la producción de vino o de las zonas en las que se sitúan los viñedos, que algunas bodegas cambiaron buscando un clima más apropiado que evite los efectos negativos del cambio climático.
El informe también recalca la introducción de nuevas prácticas agrícolas que tengan un impacto positivo a corto plazo, como la instalación de otros cultivos entre las filas de viñas, lo que podría mejorar la retención de agua del suelo y evitar su erosión.

Respecto a las buenas prácticas en el apartado de gestión y aplicación de políticas, el informe cita un proyecto paneuropeo de alerta temprana ante incendios forestales, sequías e inundaciones, que resultan cada vez más frecuentes a causa del cambio climático.
Éste incorpora un sistema de alertas y envío de mapas actualizados a las autoridades nacionales por parte de la Comisión Europea, a fin de advertirles sobre amenazas inminentes para poder preparar a los servicios de protección civil.

La AEMA insiste en la importancia de aprovechar las oportunidades que brindan las condiciones físicas, económicas y sociales de los países para adaptarse al cambio climático.
Además, recalca la importancia de que las medidas que se apliquen para lograr la adaptación a la evolución del clima deben tomarse en paralelo con los esfuerzos contra el aumento de la temperatura global.

FUENTE:  lainformación.com, 30/ 04/ 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario