Páginas vistas en total

miércoles, 25 de enero de 2017

VOLVIERON LOS INCENDIOS EN LA ZONA DE LA PAMPA ARGENTINA.


Volvieron los incendios, el calor no da tregua y el alerta se elevó a naranja
La caída de rayos provocó nuevos incendios en La Pampa el sábado 21 de enero de 2017. (Cristina Acuña / Infohuella)

El intenso verano sigue dando muestras de su furia. Mientras volvieron los incendios a La Pampa, la ola de calor seguirá en buena parte del país. Es que el fuego renació el sábado en esa provincia y hasta esta noche se mantenía en cuatro focos, en tanto el Servicio Meteorológico Nacional pronosticó temperaturas de hasta 40 grados para el norte de la Patagonia y el centro y norte del país hasta al menos el próximo fin de semana.

A mediados de diciembre y hasta la mitad de este mes, La Pampa ya había sufrido incendios que dejaron un millón de hectáreas quemadas. Por eso volvió el sobresalto cuando este último sábado, y debido a las tormentas eléctricas, se reinició el fuego en esa provincia. De todas maneras, de una treintena de focos ígneos bajó ayer a cuatro focos activos. "No hay evacuados y están trabajando los Bomberos, Defensa Civil de la provincia e integrantes del Plan Nacional Manejo del fuego", le dijo Clarín el subdirector de Defensa Civil de Bahía Blanca Damián Bollak.

Por estas circunstancias la provincia ya declaró el estado de desastre y emergencia agropecuaria. Y hoy buscaban controlar la situación en la zona de El Durazno, la zona Perú -por el oeste-, y en las rutas 154 y 35. La temperatura rondó en la provincia los 35° de térmica. "En El Durazno y en Rucanelo ya lo estaban cerrando, faltaba poco mientras que en el foco que estaba al límite con San Luis ya parecía controlado. En la zona Perú, en cambio, estaba activo. Pero como venía tormenta fuerte esperamos que nos ayude", contó Luis Clara, director de Defensa Civil.

Por otro lado el informe del SMN sostuvo que se esperan temperaturas mínimas que oscilarán entre 18 y 25 grados y máximas de entre 35 y 40 en el norte de la Patagonia y las provincias de La Pampa y Buenos Aires. "En el resto de las regiones las temperaturas mínimas se ubicarán entre los 24 y 29 grados y las temperaturas máximas entre 36 y 43 grados", advirtió el SMN en el parte sobre "altas temperaturas".

Asimismo, manifestó que "sobre el norte de la Patagonia y la costa de la provincia de Buenos Aires, se esperan disminuciones temporarias de temperatura durante este período". "Sobre el centro-este del país se prevé un descenso de temperatura hacia el miércoles 25 debido al pasaje de un frente frío", informó.

El informe, en referencia, al norte de la Patagonia y centro y norte del país, afirmó que "al menos hasta el final de la próxima semana se prevén temperaturas elevadas sobre el área de cobertura".

Al atardecer, el SMN elevó el alerta amarillo a naranja para la Ciudad de Buenos Aires y también para Rosario y alrededores. La continuidad de las altas temperaturas hace que el calor pueda afectar negativamente en la salud, por eso el cambio de color. El escalón más peligroso es cuando en esta tabla el naranja pasa a rojo. Ahora el efecto sobre la mortalidad es "moderado-alto".

FUENTE: Clarín, 22 / enero / 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario