Páginas vistas en total

miércoles, 11 de diciembre de 2013

CAMBIO CLIMÁTICO JUEGA UN PAPEL MUY IMPORTANTE EN LA DESAPARICIÓN DEL ALCE NORTEAMERICANO





Las poblaciones de alces en América del Norte están desapareciendo a un ritmo alarmante. Nadie está muy seguro de por qué esta especie está muriendo, pero los científicos afirman que es probable que el cambio climático sea el responsable.
En el estado de Minnesota, por ejemplo, las poblaciones de alces comenzaron a disminuir en un 25 por ciento desde hace un año, según informó el New York Times. La tasa de mortalidad de los animales que solía ser un 8 por ciento, paso a 12 por ciento este año. Muchas de las poblaciones de alces del estado casi ha desaparecido. Solo en este estado en la década de 1990 se contaron alrededor de 4.000 individuos, en la actualidad, sobreviven unos cientos.

En Montana, la fuerte caída de los alces ha obligado a funcionarios a suspender los permisos de caza. El año pasado, sólo 362 permisos se entregaron – menos de la mitad que en 1995 , según el NYT.
En otros estados, las poblaciones de alces, entre Wyoming y Dakota del Norte, también están reportando severas disminuciones.
El alce (Alces alces) es una especie de mamífero artiodáctilo de la familia de los cérvidos. Es un habitante típico de los bosques nórdicos. Su nombre significa ” ramita de comer” en el lenguaje de las tribus indígenas.

De acuerdo a recientes informes oficiales, hay cerca de 800.000 a 1,2 millones de alces en América del Norte. Los cazadores matan a cerca de 90.000 de ellos cada año. Los osos y los lobos son sus únicos depredadores naturales, y la garrapata de invierno, un pequeño parásito común en la mayor parte de América del Norte, otra causa de muchas muertes.

De acuerdo con el Instituto de Investigación de Recursos Naturales de la Universidad de Minnesota, el alce promedio lleva alrededor de 33.000 garrapatas en su cuerpo. Algunos animales pueden tener más de 100.000 de los parásitos .
Pero, la teoría dominante en cuanto a porqué el alce está muriendo en América del Norte es que el cambio climático está provocando inviernos más cortos, provocando infestaciones de garrapatas en los alces, que, a diferencia de los ciervos, no se acicalan.

En algunos estados , las garrapatas de invierno se han convertido en el ” principal factor de mortalidad para los alces , según Notas del Departamento de Conservación Ambiental de Nueva York.
IMG_6141aaaCuando aumentan las poblaciones de garrapatas, muchos alces, especialmente los adultos mayores y los terneros, se vuelven vulnerables y anémicos, una condición causada por la falta de glóbulos rojos o de hemoglobina. La anemia causa fatiga porque los órganos no están recibiendo un suministro adecuado de oxígeno. El alce finalmente muere de hambre.

Sin duda el incremento de las garrapatas ocasionado por el cambio climático parece estar en el centro de la mayoría de las investigaciones sobre la mortandad de alces en América del Norte.

FUENTE:

No hay comentarios:

Publicar un comentario