Páginas vistas en total

miércoles, 11 de diciembre de 2013

URBANISMO VERSUS CAMBIO CLIMÁTICO



El aumento del nivel del mar, la mayor severidad de las tormentas, inundaciones y sequías, unos veranos más cálidos e inviernos más rigurosos son algunas de las situaciones a las que se enfrentarán previsiblemente las ciudades europeas en las próximas décadas. Los responsables de urbanismo han de tener en cuenta estos y otros efectos del cambio climático para reducir su impacto en el entorno, la economía y la población de las ciudades.
El proyecto SUDPLAN, Sustainable Urban Development Planner for Climate Change Adaptation, subvencionado con fondos europeos, ha ideado una herramienta web innovadora destinada a dichos profesionales y que tiene en cuenta predicciones sobre lo que deparará el cambio del clima (http://www.sudplan.eu).

Visualización de la simulación de calidad del aire georeferenciada para la ciudad de Estocolmo, usando el programa 3D SUDPLAN.
 
El trabajo de los socios de SUDPLAN, dirigido por el Instituto Sueco de Meteorología e Hidrología (SMHI), contribuirá a que los edificios y las infraestructuras soporten mejor el paso del tiempo y los patrones climáticos cambiantes. Su aplicación reducirá el riesgo de que se inunden oficinas, hogares y calles, se produzcan cortes de suministro del agua durante una sequía o que en la ciudad aumenten los niveles de contaminación alcanzando valores perjudiciales para la salud.

Las técnicas de urbanismo modernas se basan en datos históricos que aportan información sobre, por ejemplo, hasta dónde suele crecer un río tras una tromba de agua y permiten planear las infraestructuras de inmuebles y el transporte en consecuencia. Sin embargo, estos profesionales no cuentan con una forma sencilla de calcular hasta dónde podría llegar el nivel de dicho río en los siguientes diez, veinte o treinta años en función de las predicciones sobre el cambio climático. Un puente, un complejo de edificios o un sistema de metro que se encuentre sobre un terreno que hoy se considera seguro podrían acabar sufriendo repetidas inundaciones en el futuro debido al aumento previsto de la humedad en invierno y de la intensidad de las tormentas.

La herramienta de SUDPLAN proporciona a los urbanistas un entorno de simulación y modelización tridimensional fácil de utilizar que combina datos climáticos históricos con predicciones climáticas y de emisiones. En él se incluyen además retículas de datos, tanto actuales como previstas, sobre precipitaciones extremas, temperaturas, escorrentías fluviales y contaminación atmosférica.

A diferencia de otras herramientas que emplean predicciones sobre el cambio climático a nivel mundial, el sistema de SUDPLAN transforma la escala a nivel europeo en primer lugar y posteriormente al urbano para generar lo que en palabras del equipo al cargo se describe como los ‘mejores datos posibles’ localizados de precipitación, temperatura, hidrológicos y de calidad del aire para un periodo comprendido entre 1960 y 2050 e incluso para fechas posteriores. Hasta ahora los urbanistas debían reunir a un grupo de expertos en clima, hidrología y calidad del aire para lograr el mismo resultado.

Visualización de una simulación de la polución atmosférica en la ciudad de Estocolmo, llevada a cabo con SUDPLAN
Los usuarios pueden ejecutar simulaciones a distintas escalas que devuelven mapas en tres y cuatro dimensiones con representaciones de los posibles riesgos a los que se enfrenta un proyecto de infraestructuras, una ciudad o una región. Mediante la herramienta es posible consultar distintas variables como por ejemplo las consecuencias para la salud de un suceso de precipitación extrema que provoque problemas en el sistema de alcantarillado y desagüe, aumente la contaminación atmosférica peligrosa y eleve la temperatura. Además es posible simular los desplazamientos demográficos previstos a causa del cambio climático.

El sistema se comprobó en cuatro ensayos piloto en Estocolmo (Suecia), Wuppertal (Alemania), Linz (Austria) y en una zona de ciento cincuenta kilómetros cuadrados alrededor de la ciudad de Praga (República Checa).
Entre sus aplicaciones se encuentra la mitigación de los efectos de las inundaciones a causa de precipitaciones tormentosas, la reducción de los desbordes de los sistemas de alcantarillado, la detección de contaminación y la mejora de la calidad del aire y la evaluación de las consecuencias de la contaminación atmosférica en la calidad de vida de los habitantes de la ciudad y sus ensanches.

El sistema de SUDPLAN, al estar basado en web, ayuda a los urbanistas a ampliar las capacidades de modelización del clima futuro y de sus consecuencias en mayor medida que las aplicaciones ya disponibles. El proyecto está coordinado por el Dr. Lars Gidhagen del Instituto Sueco de Meteorología e Hidrología y ha recibido una financiación de 3,3 millones de euros, 2,5 de los cuales proceden de los fondos europeos. En el consorcio de SUDPLAN participaron nueve instituciones asociadas de cuatro Estados miembros. El proyecto finalizó en diciembre de 2012.

FUENTE: CORDIS: Servicio de Información en I+D Comunitario, 11/ 12/ 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario