Páginas vistas en total

sábado, 23 de febrero de 2013

GUATEMALA. PREOCUPAN EFECTOS POR EL CAMBIO CLIMÁTICO.

luis alfredo moreno —al centro—, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), suscribe el convenio por US$3.6 millones con la Mancomunidad Copán Ch’ortí. miguel lópez

Expertos en recursos naturales destacan que Guatemala, y Centroamérica en general, enfrentará cada vez más eventos extremos como sequías, heladas e inundaciones a raíz del cambio climático y otros factores, entre ellos la deforestación.

Omar Samayoa, especialista en cambio climático del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entidad que ayer culminó su reunión de gobernadores en Antigua Guatemala, Sacatepéquez, destacó que en la última década “Centroamérica tendrá menores precipitaciones de lluvia, a raíz del cambio climático, a lo cual también contribuye la deforestación, los períodos entre sequías que antes ocurrían una o dos veces cada 10 años, pero ahora serán cada tres o cuatro”.

Samayoa destacó ese punto tras la advertencia del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) sobre la disminución de entre 17 y 74 por ciento en el caudal de ocho ríos del país.
Además de sequías, otras situaciones extremas, como inundaciones, heladas y tormentas, también podrán incrementarse, indicó Carlos Mansilla, director de la Unidad de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente.
“A partir de la década de 1970 se ha incrementado significativamente el riesgo”, afirmó Mansilla. La Unidad de Cambio Climático tiene registro de 42 eventos extremos en los últimos 70 años. El huracán Mitch, en 1998; las sequías del 2001, 2003 y 2009; las tormentas Stan, en el 2005, y Ágatha, en el 2010, son algunos de esos acontecimientos.
Héctor Tuy, experto del Instituto de Agricultura, Recursos Naturales y Ambiente de la Universidad Rafael Landívar, resaltó que la inversión del Estado debe propiciar políticas integrales. “El país es de los más vulnerables, no solo por la exposición, sino también por la incapacidad del Estado para responder a los impactos”, afirmó.
En ese sentido y en el marco de la reunión del BID, la Mancomunidad Copán Ch’ortí, integrada por Jocotán, Camotán, Olopa y San Juan Ermita, Chiquimula, recibió un aporte de US$3.6 millones por parte de ese banco para adaptación a variabilidad climática.
Datos
38 mil hectáreas de bosque  se deforestan al año, según informe del  Instituto de Agricultura de la URL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario