Páginas vistas en total

lunes, 26 de diciembre de 2016

BAN KI-MOON DEJA A LA ONU UN LEGADO MIXTO QUE AMENAZA A TRUMP.



El secretario general Ban Ki-moon termina su mandato al frente de la ONU con un legado mixto, cuyo máximo logro, enfrentar el cambio climático, podría estar en riesgo por la posición sobre el tema del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

El mismo Ban, quien termina su mandato el próximo 31 de diciembre, destacó que su mayor logro fue que la comunidad internacional ratificara el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, que se propone evitar que la temperatura global se eleve por encima de dos grados centígrados durante este siglo.
El Acuerdo de París aborda mediante compromisos nacionales lo que podría ser la amenaza más importante que la humanidad en su conjunto haya enfrentado en la historia. Este acuerdo, sin embargo, corre el riesgo de ser descarrilado por Trump.
Al contrario del 99 por ciento de la comunidad científica, Trump ha afirmado que el cambio climático es "un fraude" creado por China para restar competitividad a la industria estadunidense. El republicano ha amagado además con retirar al país del Acuerdo de París.
 
Sin Estados Unidos, el mayor emisor de contaminantes en el mundo, el Acuerdo de París carecería de sentido. Las metas del acuerdo estarían amenazadas incluso si Estados Unidos permanece como miembro pero incumple sus compromisos.
Ban ha manifestado que espera que Trump reconsidere sus propuestas de campaña, además de que ha señalado que el Acuerdo de París es ya imparable. No obstante, las señales apuntan a que el combate al cambio climático no será una prioridad para el gobierno entrante de Estados Unidos.
 
Trump nominó a Scott Pruitt, procurador general del estado de Oklahoma y aliado de la industria de los combustibles fósiles, como su nominado para dirigir la Agencia de Protección Ambiental (EPA).
Pruitt estuvo como procurador de Oklahoma al frente de la batalla legal emprendida por varios políticos republicanos para rechazar regulaciones ambientales propuestas por el presidente Barack Obama, en especial aquellas referentes a combatir el cambio climático.
Bajo esa óptica, el máximo legado de Ban podría quedar comprometido, lo que multiplicaría el aura de escasa efectividad y limitado carisma que han caracterizado los 10 años del diplomático coreano de 72 años de edad al frente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
En varios círculos diplomáticos, Ban es conocido como "el hombre invisible", en parte por su limitado dominio del idioma inglés, y del francés, lo que dificulta su capacidad negociadora, y en parte por lo que muchos califican como falta de pasión o entusiasmo.
Más allá de su estilo personal, el otro gran logro de Ban es haber delineado los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), que son una ambiciosa serie de metas que se proponen eliminar el hambre y la pobreza extrema en el mundo para el año 2030.
 
FUENTE: terra, 25 / 12 / 2016
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario