Páginas vistas en total

martes, 27 de diciembre de 2016

MÁS ALLÁ DEL CAMBIO CLIMÁTICO

ARCHIVO/VANGUARDIALIBERAL

Del cambio climático del planeta Tierra es mucho lo que se habla pero no tanto lo que se hace por corregirlo. No obstante, la verdad es que se trata de una realidad incuestionable, cuyos efectos comienzan apenas a verse. Incluso, serán las generaciones venideras las que enfrentarán las consecuencias más grandes pero sobre todo nefastas del ca-lentamiento global.

De hecho, ese tema del calentamiento ha venido tomando relevancia en la agenda de varios países, en vista de que las mediciones de la temperatura promedio en el planeta son cada vez más alarmantes, razón por la cual ya resulta prácticamente imposible negar el fenómeno, tal como han insistido en hacerlo diferentes sectores, grupos económicos y hasta naciones enteras.

Sin embargo, el calentamiento climático no es, lamentablemente, la única manera en que la especie humana está destrozando su único hogar en el Universo y es por esa razón que no sobra recordar los otros modos en que lo está haciendo.

La polución, el agua y hasta la atmósfera, para no ir más lejos, con millones de toneladas de residuos químicos y de combustibles, hacen que ya se realicen los primeras predicciones de cómo las guerras del futuro serán por el agua e incluso se podría llegar a pagar por tener el derecho a respirar aire limpio.

El caso de los océanos, para seguir el listado, es igual de aterrador. La acidificación de sus aguas como efecto directo del exceso de CO2 producido por el hombre ha aumentado ya en un 30% y se espera que llegue al 150% para el año 2100, con toda la aniquilación de especies marinas que eso conlleva. Y además, no es necesario ser biólogo de profesión para saber que sin vida en los mares, la existencia de todas las especies del planeta está condenada a muerte.

Pero eso no es todo. La destrucción de la capa de ozono como consecuencia de la emisión de gases CFC’s, la deforestación masiva, la extinción de especies animales enteras debido a la caza desmedida y la sobrepoblación mundial son otros componentes de un larguísimo y nefasto listado de excesos y abusos del hombre contra la Tierra.

Los científicos en diferentes estudios e investigaciones han estimado que ya no se puede ni si quiera reponer el daño causado. En lo que hay que pensar ahora es en detener la devastación que lejos de frenar se acelera, ya que está en juego la supervivencia misma de la especie humana.

FUENTE:  vanguardia.com , 27 / 12 / 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario