Páginas vistas en total

jueves, 29 de diciembre de 2016

CALIFORNIA SE ENCUENTRA ENTRE LOS LÍDERES EN DESARROLLOS DE ENERGÍAS RENOVABLES.


Una conversación sobre el futuro energético de California

Photo Credit: Pixabay

California tiene una bien ganada reputación como un lugar donde la innovación y la invención son ingredientes clave para el éxito del estado. Como la 6.a mayor economía del mundo, California lidera el país en una amplia gama de campos que incluyen la tecnología, el entretenimiento y la agricultura.
 
Afortunadamente, otra área en la que estamos estableciendo la pauta para el resto del país es en el campo de la energía limpia y sostenible.
 
Las amenazas del calentamiento global no se pueden banalizar. En California, estamos viviendo una sequía histórica que ha abrasado colinas, secado lagos y dejado montañas sin nieve. El 2016 está en camino a ser el año más caluroso jamás registrado, y el aumento del nivel del mar amenaza la viabilidad a largo plazo de muchas de nuestras comunidades costeras.
 
Hace diez años, California aprobó la Ley de Soluciones al Calentamiento Global, una ley innovadora para combatir el calentamiento global y reducir drásticamente los gases de efecto invernadero (GEI).También conocida como AB 32, fue el primer programa en el país para adoptar un enfoque integral y de largo plazo para abordar el cambio climático, y hacerlo mientras se mantiene una economía sólida en nuestro estado.
 
PG&E se enorgullece de ser el primer proveedor  importante de energía en el estado que apoyó la AB 32, y ha estado a la vanguardia de la implementación de nuevas tecnologías y programas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
 
Nuestro avance hacia una energía limpia ha superado lo que se creía posible hace diez años, de las ganancias masivas en energía renovable al avance en la electrificación de vehículos.
 
El experimento audaz de la Ley de Soluciones al Calentamiento Global ha rendido frutos. Nuestro avance hacia una energía limpia ha superado lo que se creía posible hace diez años, de las ganancias masivas en energía renovable al avance en la electrificación de vehículos. Mientras tanto, nuestro producto interno bruto en 2016 creció más rápido que el de cualquier otro estado.
 
Actualmente, la energía eléctrica que PG&E proporciona a sus clientes se encuentra entre las más bajas de emisiones de gases de efecto invernadero en la nación. De hecho, más del 55% de la energía que PG&E suministra proviene de fuentes que no emiten gases de efecto invernadero. Las tasas de emisiones de dióxido de carbono de PG&E, verificadas independientemente, son aproximadamente un tercio del promedio nacional entre los proveedores de electricidad.
 
Incluso con estos avances, queda mucho por hacer. Sabemos que con el fin de alcanzar los objetivos del programa más ambicioso en Norteamérica para la reducción de gases de efecto invernadero, según lo propuesto por el Gobernador Jerry Brown, necesitaremos innovación, compromiso y colaboración de todas las partes interesadas. Además, la realidad es que California no puede hacerlo solo. Necesitamos construir un modelo que sea lo suficientemente flexible para incorporar a otros estados, y sí, también otros países. Todos ellos nos ven como un modelo a seguir.
 
Los objetivos de la AB 32 eran reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a los niveles de 1990 a más tardar en el 2020. Ahora, California ha elevado los estándares con el objetivo de reducir las emisiones en un 40% por debajo de los niveles de 1990 durante la próxima década y media. Para ayudar a lograrlo, el estado aprobó el año pasado un nuevo requisito de que al menos el 50% de toda la energía se debe obtener de fuentes renovables a más tardar en el 2030.
 
En PG&E, apoyamos estos objetivos. Pero instamos a que el futuro no se enfoque exclusivamente en las energías renovables, sino más bien en objetivos libres de GEI y soluciones regionales. Creemos que los grandes desafíos, como el cambio climático, requieren grandes soluciones.
 
En las próximas semanas, vamos a compartir más detalles acerca de algunos de los programas innovadores que estamos implementando para transformar nuestra infraestructura de energía para el futuro. Esperamos con interés trabajar juntos para construir un futuro con energía limpia y hacer de California el modelo para la economía del siglo XXI.
 
FUENTE:  El  Observador , 28 / 12 / 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario